sábado, 27 de septiembre de 2008

Buena Suerte


Parece ser que hay una pugna entre la Ley de Atracción y la Ley de Murphy. Sin querer tomar parte por ninguna de las dos, en Fynd€, tenemos la Ley de la Buena Suerte, cuyas Reglas son:
  1. La suerte no dura demasiado tiempo porque no depende de uno, mientras que la buena suerte la crea uno mismo, por lo que dura siempre.
  2. Muchos son los que quieren tener buena suerte, pero pocos los que decidimos ir a por ella.
  3. Si ahora no tienes buena suerte, tal vez sea porque las circunstancias (las tuyas) son las de siempre. Para que la buena suerte llegue es conveniente crear nuevas circunstancias.
  4. Preparar las circunstancias para la buena suerte no significa buscar sólo el beneficio propio, sino que crear circunstancias para que otros ganen también atrae la buena suerte, que no es más que compartir.
  5. Si se deja para mañana la preparación de las circunstancias, la buena suerte quizá nunca llegue.
  6. Aun bajo las circunstancias aparentemente necesarias, a veces la buena suerte no llega. Busca en los pequeños detalles circunstancias aparentemente innecesarias, pero imprescindibles.
  7. A los que sólo creen en el azar, crear circunstancias les resulta absurdo, mientras que, a quienes se dedican a crear circunstancias, el azar no les preocupa.
  8. Nadie puede vender suerte. La buena suerte no se vende. Hay que desconfiar de los vendedores de suerte.
  9. Cuando ya se han creado todas las circunstancias, hay que tener paciencia y no abandonar. Es decir, para que la buena suerte llegue, confía.
  10. Crear buena suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad. Ahora bien, la oportunidad no es cuestión de suerte o de azar, sino que la oportunidad siempre está ahí.

Resumen: Compartir circunstancias y mimar detalles.

Para ampliar la información pincha aquí.